ASOCIACIÓN HUMANITARIA

                         PIETRO NORIS, A.C.

ESPECIAL  

JULIO - AGOSTO 2018

RELACIÓN PROGRAMA MISSION OFICE EN EE.UU.


¡Buenos días! ¡Buenas Tardes! 

Mi nombre es Javier Acosta.

Ante todo quiero agradecer, en nombre de la Asociación Humanitaria Pietro Noris, de San Luis de la Paz, Guanajuato, a las comunidades Parroquiales a sus su pastores, por su hospitalidad y solidaridad con los más necesitados, permitiéndonos presentarles la misión que el Señor de la Vida nos ha encomendado.         

 El nombre de nuestra Asociación Humanitaria “Pietro Noris” se refiere a un gran sacerdote y misionero italiano,  quien entregó sus últimos 45 años de vida educando con valores cristianos a muchas generaciones de mexicanos, dedicándose así mismo a promover a los más pobres entre los pobres.

Él fue mi Maestro.

 Nuestra meta principal es proporcionarles parcialmente: alimentación, atención médica, préstamo de vivienda, educación en salud física y emocional, etc., para que entre los más abandonados, los que quieran superarse, tengan la posibilidad de hacerlo, reconociendo sus potencialidades y verdaderas limitaciones y  reconquistando su propia dignidad.

La ayuda material serviría muy poco si no tratamos de ayudar a sanar los traumas emocionales de nuestros hermanos. Sin esta acción sanadora muy probablemente estarían destinados a fracasar en sus vidas y a repetir las historias que han vivido. Es por eso que necesitamos trabajar contra corriente para que se den cuenta que pueden enfrentar la vida con esperanza.

Con la experiencia de 20 años en San Luis de la Paz, seguimos descubriendo, innumerables casos de una miseria inmensa de personas enfermas y grupos familiares completos, en un absoluto abandono, sumándose actualmente la llaga de una extrema violencia.

Voy a narrar una de tantas situaciones crueles que han vivido y viven tantos de nuestros hermanos y hermanas  y que nos han llevado a tomar acciones urgentes.

 E y M vivían muy lejos de la cabecera municipal, en una habitación de 3 m², con 2 hijas y 3 hijos, todos menores de edad. Ahí lo que encontramos era  terrible.
M vivía en un chiquero, al lado de  su choza, debido a que su comportamiento inestable ponía en peligro a sus hijos y a su mujer.
Los animales de los vecinos vivían mejor que él.

Hacía un año que Marcelino había iniciado con problemas fuertes de comportamiento y a pesar de haber  asistido a los servicios estatales de psiquiatría, psicología y medicina interna, no habían podido detener la enfermedad. De esta forma Eva se volvía loca también, pero de desesperación, y las niñas y los niños vivían aterrorizados.

El apoyo dado inicialmente a esta familia (que irá tomando la forma de un Modelo de Atención bien definido) consistió en darles albergue temporal mientras encontrábamos una institución apropiada que pudiera internar a Marcelino para que tuviera una muerte digna. (Desgraciadamente no la encontramos). Posteriormente dimos en préstamo a la viuda e hijos, la vivienda que siguen ocupando mientras llegan a ser autosuficientes. Así mismo, les otorgamos becas alimenticias mientras estudian; cubrimos los gastos escolares; les brindamos apoyo médico especializado, cirugías, agua potable, etc., y sobre todo psicoterapia emocional, ya que hemos visto que la mayoría de las adicciones y conductas antisociales, tienen en su origen traumas emocionales que vienen de la infancia.

En otros casos, nuestra asistencia ha consistido en apoyarlos a reconstruir las ruinas en las que vivían para que ellos puedan tener un nivel de vida más decente. Además de las acciones del párrafo anterior, se les han brindado  tratamientos odontológicos especiales para casi todos ellos, debido a la contaminación del agua en San Luis de la Paz.

Todos los grupos familiares han entrado a nuestro programa de terapia de reprocesamiento de los traumas, así como a talleres de desarrollo humano.

Nuestro modelo de atención ha dado buenos frutos:

Los varones mayores se han convertido en buenos herreros, mecánicos y albañiles. También varias de las mujeres y hombres se han convertido en buenos obreros en distintas fábricas; varios de ellos, entre varones y mujeres, han concluido su carrera universitaria o su carrera de técnico superior universitario. El resto continúa estudiando y algunos trabajan parcialmente. Varios practican TKD para forjar su carácter. La atención que les hemos brindado por varios años, nos ha llevado a consolidar un programa de atención, “MATI” (Modelo de Atención Transformador e Integrador), el cuál integra a las familias sin padre y les estimula a continuar su transformación. Este programa da mucha importancia al mejoramiento de la salud emocional y espiritual. Gracias a Dios, ninguno de nuestros protegidos, ha caído en conductas antisociales.

La plaga que México sufre en mayor medida que muchas otras en estos tiempos, es la extrema violencia. Estamos convencidos que debido a los traumas emocionales de la infancia y a las enfermedades sociales que acarreamos, la violencia cada día toma más vidas de adolescentes, jóvenes y adultos. Por esta razón y por la ausencia del padre, existen muchas mujeres y niños que quedan desprotegidas viviendo situaciones aún más terribles que la anteriormente expuesta. .

 Por otro lado,  casi por lo regular, nuestros hermanos y hermanas que sufren de graves injusticias como extrema pobreza, migración forzada, rechazo por razón de su raza o de su personalidad, desajustes emocionales graves como: alcoholismo, drogadicción, promiscuidad sexual, intolerancia a los diferentes, disociación de su personalidad, etc., no encuentran la forma para experimentar, tal vez por primera vez en sus vidas, la fe, esperanza y el amor a sí mismos y a los demás que es la base para vivir con dignidad.

Hemos visto que el gesto esencial de caridad hacia las personas con traumas emocionales complejos y crónicos, debidos a tantas causas, es proporcionarles una atención profesional y espiritual a su alcance, para que  puedan reprocesar sus traumas con efectividad. Al carecer de esta acción terapéutica, el efecto de tan graves realidades, seguramente los llevará a incrementar sus condiciones personales con consecuencias inhumanas (por ejemplo la violencia que vive el estado de Guanajuato últimamente, 1566 asesinatos en el primer semestre del 2018) y que los pondría  en situaciones aún más desventajosas de las que han vivido.

¡Anímense! Este difícil época en la que vivimos es tiempo de Gracia para nosotros los Cristianos, en especial los católicos ya. que abundan las posibilidades de seguir los pasos de Jesús Cristo, nuestro Señor, el Divino sanador de cuerpos y almas

Ustedes podrían ser parte de la solución del problema y tener profundas satisfacciones de personas caritativas si se unen a nuestro proyecto a través de sus donaciones en la segunda colecta.

Ahora bien, los proyectos específicos a los que les invitamos HOY a participar a través de sus donativos de la segunda colecta son:

El primero: Ampliar nuestro programa:  Modelo de Atención Transformadora e integradora al que nos referimos antes, incluyendo el apoyo a nuestros hermanos adultos y niños centro-americanos que pasan por San Luis de la Paz, ya sea de ida o de regreso de la frontera, en unas condiciones desoladoras.

El segundo:

Construir el salón para terapia grupal y talleres de desarrollo humano, y concluir el equipamiento adecuado de los 3 consultorios para terapia individual y familiar, a través de la Terapia de Reprocesamiento del Trauma EMDR, que al ser la más efectiva actualmente para los traumas emocionales resultantes por la violencia que padecemos, implica altos gastos por la especialización de nuestros terapeutas.

 Y el tercero: Nos urge salvar la vida de RC de 22 años de edad. Es hijo de R y R, miembros muy comprometidos con la comunidad. RC nació con sus dos riñones casi inservibles. A partir de ahí, la familia ha vivido un calvario, ya que el hijo requirió de hemodiálisis casi desde el nacimiento. A los 10 años le hicieron un primer trasplante para lo cual, su papá, R (que mantiene ahora a la familia con una tiendita de abarrotes), tuvo que emigrar a estas benditas tierras para pagar la deuda de 100,000 pesos que contrajo la familia para la 1ª cirugía, además de los gastos pre y post operatorios. Durante esa cirugía, se elevó a tal grado la presión sanguínea de Roberto Carlos, que quedó sordo completamente. A pesar de eso, Roberto Carlos siguió estudiando hasta terminar el bachillerato, siendo un ejemplo de temple y tenacidad. Hace tres años empezó a fallar su único riñón. Actualmente su padre lo tiene que llevar a diálisis tres veces por semana al hospital regional situado a 100 km de San Luis. RC está en lista de espera para recibir un nuevo riñón. Sin embargo, Roberto y su esposa están desolados  ya que solicitaron apoyo a varias instituciones públicas y privadas y no han obtenido apoyo para la cirugía y recuperación, además de estar gastando semanalmente casi 2,500 por las diálisis. Su madre ha caído varias veces en depresión severa. Confiamos profundamente en que la generosidad de ustedes podrá alargar la vida de un joven que ha sido ejemplo de vida.

Necesitamos entonces cerca de $25,000 usd. para lograr nuestros objetivos..


En nuestro sitio web www.pietronoris.org podrán ustedes conocer ampliamente lo que hemos estado haciendo con los danativos de gente tan generosa como ustedes.

   De esta forma, les invitamos a todos y cada uno de ustedes a no dejar ir la oportunidad que nos da el Señor de la Vida y ser parte de las personas que, reconociendo el privilegio y el poder del Amor que se materializa, se están sumando a proyectos como éste, a la luz de nuestra Fe.

  Si algunos de ustedes necesitan más tiempo para reflexionar con respecto a su donativo, podrán enviarlo por correo a la Mission Office de la Archidiócesis de Los Ángeles, indicando que es para el proyecto de la AHPN, A. C.

        Si algún día pasan por San Luis de la Paz, vengan a visitarme. MI CASA ES TU CASA.

 Por último y no por eso menos importante termino con nuestro eslogan:

porque hay momentos en los que actuar es la mejor manera de hablar

DIOS LES BENDIGA!                 ¡Muchas gracias!

 

¡Un siglo de vida!
A pesar de la pobreza extrema y de las privaciones que lo acompañaron en su existencia, don Pedro logró alcanzar esta meta envidiable.
Con él su esposa Modesta, de 94 años, cinco hijos, 28 nietos, 39 bisnietos y 26 tataranietos.








Invitamos a todos aquellos que conocieron y convivieron con el  Padre Pietro Noris, PADRE ILDEFONSO, a escribir a través de facebook o el correspondiente correo electrónico: pietronoris@pietronoris.org sus bellos recuerdos referentes a este gran Ser Humano, Don de la Vida para tantos de nosotros, con el fin de integrar un e-book que estará disponible para todos, y si existieran los recursos, editar un libro sobre la vida de “Ol Pierí”, Padre “Ilde”, Padre Ildefonso, Padre Pietro, Padre Noris, “Ponchito” o como a ustedes les gustaba nombrarlo.

La finalidad de lo anterior es celebrar dos fechas significativas del próximo 2014, el XX° aniversario de la entrada al Cielo del Padre Ildefonso y el XV° aniversario de la fundación de la Asociación Humanitaria Pietro Noris, A. C., inspirada en su exquisita caridad.

Podrán incluirse fotos significativas del/con el P. Noris. La fecha límite para compartir sus testimonios y fotos es el 30 de septiembre de 2013 y les sugerimos que tengamos cuidado con la extensión de lo escrito.

Los textos serán seleccionados y eventualmente adaptados por una comisión que  cuente con tiempo, conocimientos de: redacción, estilo,  e-book’s, etc., además de amplio conocimiento de la figura del  P. Noris.







Nos dejó después de más de cuarenta  años de una vida ejemplar en silla de ruedas, por un accidente de carretera.

Emma Margarita Acosta Ibarra, benefactora y entre los socios fundadores de la Asociación; hermana de nuestro Presidente.

Así la recuerda su hijo Miguel Ángel, colaborador y benefactor así como su esposo el arquitecto Miguel Ángel Montiel Castellanos, benefactor, simpatizante y diseñador de los proyectos de las más importantes obras de construcción de la Asociación:










Quiénes somos Programas
Álbum fotográfico
      Objetivos
Donativos     
            Misión          

Mail           

DATOS DE LA ASOCIACIÓN HUMANITARIA PIETRO NORIS, A.C.